Bueno, pues resulta que estoy viajando de Cambridge a Edimburgo y decidí aprovechar un poco el tiempo para escribir.

Esos días he escrito mucho pero no por acá, si no para un trabajo que esta semana presentamos en una conferencia en Cambridge, Inglaterra (resulta que hay otro en USA y supongo que habrá otros).

Y hace cinco años ni me imaginaba que iba a estar acá, hace un año empecé a soñar con lograrlo, hace un mes estaba todo saliendo mal, y hace unas semanas finalmente se logró.

Aún tengo que superar la mala costumbre de ver las cosas de la vida, pero eso estos viajes siempre me abren los ojos.

La verdad, a veces recuerdo como quisiera estar viajando por Europa como ciclista, con un equipo que se preocupara por el alojamiento, la comida y el transporte, dedicándome yo al ciclismo, a viajar y a conocer.

Pero no pienso en eso. No ha sido fácil estar acá. He estudiado, me he esforzado y he dedicado tiempo para poder estar acá, aunque sea por unos días. Hago lo que vine a hacer y aún me queda un poco de tiempo para pasear, conocer gente y vivir nuevas experiencias. Y no es una oportunidad que muchos tengan.

Por eso recuerdo que en esta vida hay que disfrutar lo bueno, aprender de lo malo y no quejarse cuando la vida te quita una oportunidad, porque en cualquier momento puede darte otra y hay que estar listo y dispuesto a aprovecharla.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *