“Al final importa un carajo si la cosas salen como queremos. Porque vale más tener una cicatriz por valiente, que la piel intacta por cobarde.” B. Lee.

Mi blog. Bueno, pues obviamente este es mi nuevo proyecto con la idea de compartir de todo y ver que aprendo. Idealmente espero en algún momento generar ingresos con esto y poder vivir de manera un poco más flexible. Podrá sonar exagerado pero al fin y al cabo soy un soñador… si lograra en algún momento generar más de un millón de dolares podría dedicarme a apoyar causas útiles con los ingresos que sobrepasen ese monto. Por ahora esta en proceso por si notan que faltan cosas.

Mis zapatos. Es un proyecto de hace años producir zapatos para ciclismo hechos a la medida. Varios lo han hecho y siempre hay posibilidad de ofrecer algo nuevo y diferente. Llevo ya tres versiones de ajustes y espero dentro de poco al menos animarme a intentarlo con todo y ver que pasa. Aún faltan algunos detalles como calcular bien el tiempo que me lleva construir cada par y como tratar la parte de servicio al cliente y garantía. Pero de que funcionan, funcionan… ya más de dos años utilizándolos.

Mi casa. Si algo he aprendido a la fuerza ha sido a vivir de manera sencilla y gastando el dinero sólo en lo necesario y lo que de verdad quiero. Poco a poco no sólo me acostumbré si no que aprendí que se disfruta más de ésta manera. Por eso, mi deseo es tener una casa compacta o “tiny house” como dicen en inglés. Sólo con lo necesario. Espero compartir planes pronto.

Santuario de gatos. Un proyecto muy muy a futuro. Tengo la dicha de poseer una propiedad en la montaña idónea para esto. Pero por ahora debo dedicar el tiempo a otras cosas y mientras tanto planear como financiar el proyecto, requisitos gubernamentales, como aislar el terreno, cantidad de gatos a albergar… etc.

Finca orgánica. Nada mejor que cosechar tus propios alimentos. Nuevamente, por dicha tengo el terreno para hacerlo, pero no tanto el tiempo ni el conocimiento (aunque si llevé cursos de este tipo de agricultura). La idea es buscar algún grupo que quiera participar y prestarles una parte del terreno a cambio de que me regalen los alimentos que cultiven y de permitirme ayudarles de vez en cuando con el pico y la pala. Una especie de sistema comunal/colaborativo que nos beneficie a todos. Nada como compartir de manera que todos logren sus metas.